top of page

Velocidad de procesamiento lenta y el segundo hijo

La Dra. Marcy Dann dio una charla para REEL sobre la velocidad de procesamiento lenta y el niño 2e . Aquí hay un resumen del evento.


Desentrañando los desafíos y triunfos de la velocidad de procesamiento lenta en la educación

En el ámbito de la educación, el concepto de velocidad de procesamiento a menudo se malinterpreta, pero su impacto puede ser profundo, especialmente para los estudiantes dos veces excepcionales. Marcy Dann, Ed.D., una terapeuta educativa experimentada con más de tres décadas de práctica clínica, compartió recientemente sus ideas sobre este tema en una convincente charla organizada por REEL. La experiencia del Dr. Dann arroja luz sobre las complejidades de la velocidad de procesamiento lenta y ofrece perspectivas valiosas sobre cómo afecta a los estudiantes y cómo los educadores y los padres pueden apoyarlos.


Comprender la velocidad de procesamiento lenta

La Dra. Dann comenzó su charla definiendo la velocidad de procesamiento lenta como la capacidad retrasada para recibir información, procesarla y responder de manera efectiva. Contrariamente a los conceptos erróneos comunes, la velocidad de procesamiento lenta no se correlaciona con una inteligencia más baja. Más bien, refleja el perfil cognitivo único de los individuos que pueden percibir e interpretar información a diferentes ritmos. Comprender esto es crucial, especialmente en entornos educativos donde la presión de desempeñarse rápidamente puede eclipsar la profundidad de la inteligencia de un estudiante. Una velocidad de procesamiento rápida a menudo hace que las tareas parezcan automáticas, mientras que una velocidad más lenta puede requerir más esfuerzo. Sin embargo, esta disparidad no disminuye las capacidades intelectuales de los individuos con velocidades de procesamiento más lentas.


El impacto de la velocidad de procesamiento lenta

El impacto de la baja velocidad de procesamiento se extiende más allá de los espacios académicos. Los padres y educadores conocen sus exigencias, especialmente en lo que respecta a las tareas de escritura. Completar tareas dentro de limitaciones de tiempo puede plantear desafíos importantes para los estudiantes con velocidades de procesamiento más lentas, lo que a menudo genera problemas emocionales y de comportamiento.


Además, la lenta velocidad de procesamiento impregna las rutinas diarias en el hogar, influyendo en actividades como las rutinas matutinas y nocturnas, así como en las horas de las comidas. Por ejemplo, a un niño puede resultarle difícil realizar la transición de una tarea a otra, como pasar de vestirse a cepillarse los dientes, dentro del tiempo asignado. Como resultado, la rutina matutina se vuelve estresante tanto para el niño como para los padres, generando frustración y tensión. Los efectos se extienden a las interacciones sociales y a la capacidad de regulación emocional, destacando la interconexión entre las capacidades cognitivas y el bienestar emocional.


El Dr. Dann enfatizó que al reconocer y comprender estos desafíos, los padres y educadores pueden implementar estrategias para apoyar al niño, como brindar más tiempo, dividir las tareas en pasos manejables y ofrecer indicaciones verbales o visuales para facilitar las transiciones.


Reconocer fortalezas y talentos

El Dr. Dann subrayó la importancia de reconocer las fortalezas y talentos de los estudiantes más allá de su velocidad de procesamiento. Instó a los educadores y padres a centrarse en fomentar estas fortalezas y adaptarse a los desafíos de la velocidad de procesamiento para fomentar un ambiente de aprendizaje positivo al priorizar la comprensión y el fomento de la confianza sobre el producto final.


  • Enfoque basado en fortalezas: el Dr. Dann compartió ejemplos de estudiantes que tuvieron dificultades con la velocidad de procesamiento lenta pero sobresalieron en artes creativas. A pesar de enfrentar desafíos en tareas que requieren un procesamiento rápido de la información, estos estudiantes demostraron una creatividad y originalidad notables en proyectos relacionados con el arte. Al reconocer y fomentar estos talentos, los educadores pudieron aumentar la confianza y la autoestima de los estudiantes, proporcionando un contrapeso a las frustraciones causadas por los desafíos de la velocidad de procesamiento.


  • Adaptación a los desafíos de velocidad de procesamiento: Otra estrategia implica implementar adaptaciones como asignaciones de tiempo adicionales y formatos de evaluación alternativos para los estudiantes que tienen dificultades con la velocidad de procesamiento durante las pruebas y tareas cronometradas. Al adaptar las evaluaciones para adaptarse a la velocidad de procesamiento de los estudiantes y al mismo tiempo evaluar su comprensión y conocimiento, los educadores ayudan a mitigar el impacto negativo de los desafíos de la velocidad de procesamiento en el rendimiento académico.


  • Énfasis en la comprensión y el crecimiento: El Dr. Dann enfatizó la importancia de priorizar la comprensión y el crecimiento sobre el resultado de las tareas. Al celebrar el crecimiento de los estudiantes y enfatizar el camino del aprendizaje en lugar de solo el producto terminado, los educadores fomentan un ambiente de aprendizaje positivo donde los estudiantes se sienten valorados y apoyados a pesar de sus desafíos en la velocidad de procesamiento.


  • Estrategias de fomento de la confianza: Por último, el Dr. Dann analizó varias estrategias para generar confianza en los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta. Estos incluyen proporcionar comentarios específicos y afirmativos que reconozcan los esfuerzos y el progreso de los estudiantes en lugar de centrarse únicamente en las áreas de dificultad. Al elogiar a los estudiantes por su resiliencia, perseverancia y habilidades para resolver problemas, los educadores pueden infundir confianza y confianza en sí mismos en su capacidad para superar desafíos relacionados con la velocidad de procesamiento y tener éxito académica y emocionalmente.

El Dr. Dann enfatizó que el aprendizaje no debería girar únicamente en torno al producto final, sino que debería enfatizar la comprensión y el fomento de la confianza. Al priorizar el proceso sobre el producto, los educadores pueden capacitar a los estudiantes para que adopten sus perfiles cognitivos únicos y prosperen académica y emocionalmente.


No negociables para estudiantes de 2e

El Dr. Dann describió varios factores no negociables para todos los estudiantes dos veces excepcionales (2e), en particular aquellos con una velocidad de procesamiento más lenta, en diferentes entornos, enfatizando la importancia de reconocer las fortalezas de los estudiantes y adaptarse a sus perfiles cognitivos únicos. Aquí hay un desglose de los elementos no negociables para estudiantes de 2e discutidos por el Dr. Dann:

Entorno intelectual: tareas auténticas y significativas

  • El Dr. Dann destacó la importancia de proporcionar tareas auténticas y significativas con aplicaciones del mundo real para los estudiantes de 2e. Realizar tareas interesantes que se conecten con los intereses y pasiones de los estudiantes puede aumentar su motivación y disposición para participar en actividades de aprendizaje.

  • La elección creativa y las opciones para acceder al plan de estudios son componentes esenciales del entorno intelectual. Los estudiantes deben tener la oportunidad de elegir entre diferentes materiales, formatos o enfoques de aprendizaje, lo que les permitirá interactuar con el contenido de manera que se adapte a sus preferencias de aprendizaje.


Entorno social: sentido de pertenencia y claridad de roles

  • En entornos de aprendizaje social, como aulas o entornos grupales, los estudiantes 2e necesitan sentir un sentido de pertenencia y comprender sus roles como contribuyentes sociales.

  • Asignar roles específicos dentro de las actividades grupales, como investigador, administrador práctico o tomador de notas, puede ayudar a los estudiantes con diversas habilidades a contribuir de manera significativa a las tareas colaborativas. Establecer una buena relación entre profesores y estudiantes fomenta una atmósfera de apoyo donde los estudiantes se sienten respetados y valorados.

Entorno Emocional: Seguridad Psicológica y Aceptación de Errores

  • Crear un entorno psicológicamente seguro donde los estudiantes se sientan cómodos expresando alegría al aprender y cometer errores es crucial para el bienestar emocional.

  • Los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta pueden sentirse sensibles a su ritmo de aprendizaje y compararse desfavorablemente con sus compañeros. Cultivar una cultura de aceptación y celebrar las fortalezas cognitivas mientras se reconocen las áreas desafiantes ayuda a desarrollar la confianza en sí mismos y la resiliencia de los estudiantes.

Entorno físico: movimiento y consideraciones sensoriales

  • Permitir el movimiento y considerar los factores sensoriales en el entorno físico de aprendizaje no son negociables para apoyar a los estudiantes de 2e.

  • Los estudiantes deben tener la libertad de moverse y elegir la disposición de los asientos que mejor se adapte a sus necesidades. Prestar atención a factores como la postura, la iluminación y las posibles distracciones ayuda a crear un entorno de aprendizaje óptimo para estudiantes con diversas velocidades de procesamiento y sensibilidades sensoriales.

Enfoque orientado a procesos: priorizar el proceso sobre el producto

  • El Dr. Dann enfatizó la importancia de priorizar el proceso sobre el producto en entornos educativos. En lugar de centrarse únicamente en el resultado o las calificaciones, los educadores deben valorar el proceso de aprendizaje y brindar oportunidades para que los estudiantes exploren, experimenten e interactúen profundamente con el contenido.

  • El análisis de tareas debe considerar factores más allá de la velocidad y la precisión, considerando las fortalezas, intereses y estilos de aprendizaje individuales de los estudiantes. Al fomentar y reforzar las habilidades cognitivas de los estudiantes en diversos entornos, los educadores pueden apoyar su desarrollo integral y su éxito académico.

Estos elementos no negociables subrayan la importancia de crear entornos de aprendizaje inclusivos y de apoyo que satisfagan las diversas necesidades y habilidades de los estudiantes 2e, permitiéndoles prosperar académica, social y emocionalmente.


Estrategias de apoyo

El Dr. Dann ofreció una gran cantidad de estrategias para ayudar a los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta. Estas estrategias incluyen:


Estableciendo rutinas

Las rutinas proporcionan estructura y previsibilidad, lo que puede ayudar a los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta a realizar las tareas diarias de manera más eficiente. Al establecer rutinas consistentes, los estudiantes saben qué esperar y pueden anticipar las transiciones, reduciendo la ansiedad y el agobio. Adaptar las rutinas para adaptarlas a las capacidades individuales, ya sea a través de métodos verbales o visuales, puede ayudar a los estudiantes a afrontar las tareas diarias con mayor facilidad.


Transiciones de andamios

Los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta pueden necesitar más tiempo para alternar entre actividades. Las transiciones suaves con indicaciones verbales o visuales avisan con antelación a los estudiantes de los próximos cambios, lo que les permite prepararse mentalmente y realizar una transición más fluida. Proporcionar pistas y distribuir los materiales con antelación minimiza las interrupciones y ayuda a mantener la concentración.


Verificando percepciones precisas

Garantizar que los estudiantes comprendan las instrucciones y expectativas es crucial para el éxito. Dividir las tareas en pasos manejables ayuda a los estudiantes a procesar la información de manera más efectiva y previene sentimientos de confusión o frustración. Al reformular las expectativas dentro de plazos factibles, los educadores pueden preparar a los estudiantes para el éxito y generar confianza.


Solicitar el inicio de tareas y proporcionar retroalimentación

Las indicaciones verbales ayudan a los estudiantes a iniciar tareas y mantener el rumbo, especialmente cuando los desafíos en la velocidad de procesamiento pueden causar retrasos en el inicio de las actividades. Proporcionar comentarios específicos reconoce los esfuerzos y el progreso de los estudiantes, lo que refuerza los comportamientos positivos y aumenta la confianza. Fomentar la autodefensa permite a los estudiantes buscar apoyo cuando sea necesario, fomentando la independencia y la autoconciencia.


El uso del lenguaje

El uso de un lenguaje claro y afirmativo refuerza los comportamientos deseados y desarrolla la autoestima de los estudiantes. Al fomentar la confianza y la buena relación con los estudiantes, los educadores crean un ambiente de apoyo donde los estudiantes se sienten cómodos expresando sus necesidades y preferencias. Promover la autodefensa permite a los estudiantes comunicarse eficazmente y defenderse a sí mismos en diversas situaciones.


Consultar con los estudiantes

Involucrar regularmente a los estudiantes en debates sobre sus experiencias de aprendizaje permite a los educadores comprender sus perspectivas y desafíos. Al validar las experiencias de los estudiantes y ayudarlos a reconocer sus fortalezas, los educadores pueden construir relaciones positivas y adaptar el apoyo a las necesidades individuales. Este enfoque colaborativo promueve la autoconciencia y la resiliencia, empoderando a los estudiantes para superar obstáculos y tener éxito.


Adaptaciones en el área temática

Adaptaciones como formatos alternativos para las tareas y asignaciones de tiempo ampliadas garantizan un acceso equitativo a oportunidades de aprendizaje para los estudiantes con una velocidad de procesamiento lenta. Permitir que los estudiantes demuestren comprensión de maneras que se adapten a sus puntos fuertes promueve el compromiso y la confianza. Ofrecer opciones para demostrar los resultados del aprendizaje fomenta la autonomía y fomenta la participación activa en el proceso de aprendizaje. Entre las adaptaciones que pueden ayudar a los estudiantes a demostrar sus resultados de aprendizaje de manera efectiva se encuentran respuestas con viñetas en lugar de oraciones completas, permitir el dictado de respuestas y proporcionar menos elementos o más espacios en blanco para las respuestas escritas.


Recomendaciones escolares

Implementar transiciones con asignaciones de tiempo adicionales y brindar apoyo para las tareas en la escuela intermedia y secundaria garantiza que los estudiantes con velocidad de procesamiento lenta tengan los recursos necesarios para tener éxito. Adaptaciones como tiempo adicional para las pruebas estandarizadas nivelan el campo de juego, permitiendo a los estudiantes demostrar sus conocimientos y habilidades sin limitaciones de tiempo. Estas recomendaciones promueven la inclusión y apoyan el rendimiento académico de todos los estudiantes.


¿Se pueden mejorar las habilidades de velocidad de procesamiento lenta?

Una pregunta candente abordada por el Dr. Dann fue si las habilidades de velocidad de procesamiento lenta pueden mejorar. Con optimismo afirmó que sí es posible mejorar a través de la práctica y el apoyo. Al involucrar a los estudiantes en actividades que desafían su velocidad de procesamiento y ofrecer intervenciones específicas, los educadores pueden ayudarlos a desarrollar estrategias para afrontar los desafíos de manera más efectiva con el tiempo.


Preguntas y respuestas

  • ¿Cómo se diferencia entre procesamiento lento y disgrafía? El Dr. Dann explicó que ambos implican dificultades con las tareas de producción, con disgrafía específicamente relacionada con la formación de letras y números, mientras que la velocidad de procesamiento lenta puede afectar diversas tareas. Destacó la superposición entre la disgrafía y la velocidad de procesamiento lenta, enfatizando la necesidad de una evaluación exhaustiva por parte de un especialista para discernir los problemas específicos.

  • ¿Existen evaluaciones específicas que las familias deberían solicitar para identificar el TDAH y su impacto en la velocidad de procesamiento? El Dr. Dann sugirió dejar la elección de las evaluaciones al evaluador y aconsejó a las familias que compartieran sus observaciones con el evaluador para ayudar a determinar qué medidas utilizar.

  • ¿Puede el TDAH no tratado afectar la velocidad de procesamiento y puede el tratamiento farmacológico ayudar a mejorarla? La Dra. Dann compartió su observación de que los estudiantes con TDAH que recibieron tratamiento, incluidos medicamentos, mostraron mejoras en la velocidad de procesamiento y la fluidez oral. Sin embargo, enfatizó que la mejora no se debía únicamente a la medicación y recomendó trabajar con profesionales médicos para encontrar el mejor enfoque.

  • ¿Cómo afecta a un niño tener una memoria de trabajo superior pero una velocidad de procesamiento baja y qué tipo de apoyo se puede brindar? El Dr. Dann explicó que tener una memoria de trabajo superior pero una baja velocidad de procesamiento puede dificultar que los estudiantes traduzcan ideas en producción. Discutió estrategias para apoyar a estos estudiantes, enfatizando la comprensión de sus fortalezas y desafíos y brindando el apoyo adecuado.


La charla del Dr. Dann ofreció una exploración integral de la velocidad de procesamiento lenta en la educación. Al arrojar luz sobre sus complejidades, brindar estrategias prácticas de apoyo y fomentar una comprensión más profunda de su impacto, empoderó a educadores, padres y defensores para crear entornos inclusivos donde todos los estudiantes puedan prosperar, independientemente de su velocidad de procesamiento.

0 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page